Cuando tratamos a los niños con dignidad y respeto, y les enseñamos valiosas habilidades de vida para formar un buen carácter, ellos derramarán paz en el mundo

En los momentos en que el mundo pareciera necesitar de más comprensión, compasión y amor es importante que recordemos que siempre hay cosas que podemos hacer, porque la paz empieza en casa.

Cuando enseñamos a nuestros hijos a respetar y ser respetados, que toda vida cuenta y es importante, empezando por la suya, estamos sembrando semillitas que llenar y llenarán de paz al mundo.

Comenta en este post con una como muestra de que tu hijo es una semilla que florecerá paz y amor.

Llenemos este post de muchos comentarios.

Gigi Nuñez

Gigi Nuñez

Pionera de Disciplina Positiva en su país Colombia y otros países de habla hispana.

Lleva más de 18 años implementando Disciplina Positiva en su vida personal y cuenta con más de 12 años de experiencia trabajando con familias, colegios y en diferentes organizaciones de su país.

Mas información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *