Para Corregir no tienes que Herir

Para poder guiar a nuestros hijos es fundamental que estemos presente y seamos conscientes que las experiencias y momentos que tenemos con ellos son valiosas oportunidades para educar.

Entonces, para que creemos aprendizajes significativos en ellos es necesario que cuando corrijamos lo hagamos desde el respeto y cariño diferenciando a la persona de su acción.

Te comparto dos ejemplos para que puedas ponerlos en práctica ✅⁣

Comenta si estás aprendiendo a corregir sin herir o maltratar.⁣

Gigi Nuñez

Gigi Nuñez

Pionera de Disciplina Positiva en su país Colombia y otros países de habla hispana.

Lleva más de 18 años implementando Disciplina Positiva en su vida personal y cuenta con más de 12 años de experiencia trabajando con familias, colegios y en diferentes organizaciones de su país.

Mas información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *